CÓMO DEBERÍA SER EL PASEO PERFECTO PARA TU PERRO

Seguramente te encontrarás muchas veces preguntándote si los paseos que das junto a tu compañero tienen la calidad adecuada tanto para ti como para él.

Para ti lo sería si tu perro respondiera con la educación que siempre has soñado en todo momento y hubiera aprendido a no tirar de la correa (te aconsejamos nuestros artículos “Aspectos fundamentales para evitar que tu perro tire de la correa” y “Enseña a tu perro a pasear correctamente de la correa”).

Lo que seria un buen paseo para todo guía ya lo sabemos y, en la mayoría de las ocasiones, lo compartimos todos los que hemos sufrido de paseos duros que se han hecho interminables y con la única finalidad de que el perro haga sus necesidades fuera de casa.

Los paseos con nuestro perro no deberían ser así, sino que deberían ser momentos para compartir juntos, momentos en los que tú te evades de tu día a día junto a él y en los que él disfruta de una calidad insuperable.

Para conseguirlo, no solo debes tener en cuenta su educación, sino que también será de vital importancia ofrecerle diferentes situaciones especialmente diseñadas para que aproveche al máximo vuestras salidas juntos.

Ten en cuenta que un buen guía no solo es aquel que sabe enseñar a su compañero peludo la educación oportuna, sino también el que le aporta bienestar y eso, amigo nuestro, también está en el tipo de paseo que le proporciones.

Para ello, te detallamos las etapas que debe tener todo buen paseo según el Método Kanstak® al mismo tiempo que te informamos sobre el tiempo aproximado a dedicar en cada etapa para que seas el mejor guía que tu perro haya soñado nunca.

Llámanos

Consúltanos

1ª Etapa: Vamos al baño

Etapas del paseo del perro: hacer sus necesidades

Lo primero que debes permitir a tu perro cuando salís de casa es poder ir al baño para poder hacer sus necesidades y así proseguir con un paseo más relajante.

Tu compañero debería tener algún lugar preferido para llevar a cabo tan importante tarea desde la tranquilidad y el desasosiego.

A ningún perro le gusta hacer sus necesidades mientras pasa un coche a 2 centímetros u otro perro se acerca a olerlo sin permitir, siquiera, que pueda acabar tan importante faena de forma relajada.

El lugar que siempre aconsejamos debe ser con el suelo diferente al material del asfalto para que pueda ser un perro limpio y no ensuciar los sitios de paso de todos.

Nosotros siempre escogemos césped o arena (la podemos encontrar en los árboles plantados en la calle, por ejemplo).

Te garantizamos que si acostumbras a tu perro a hacer sus necesidades en estos espacios, tenderá a buscar siempre espacios parecidos cuando se dé la ocasión y eso hará que la convivencia sea más placentera entre todos.

Recuerda que debemos ser nosotros, los responsables de nuestros compañeros, los que eduquemos desde el respeto. Si somos un ejemplo que seguir, todo será mucho más fácil.

El tiempo para dedicar a hacer las necesidades dependerá, por supuesto, de tu perro y lo que él necesite.

2ª Etapa: Vamos a pasear

Etapas del paseo del perro: pasear

Una vez el perro ya ha hecho sus necesidades podemos empezar el paseo siguiendo las normas básicas del Método Kanstak® que puedes encontrar en los artículos mencionados al principio del texto.

En esta etapa también tendremos en cuenta el hecho de llevar a nuestro perro a nuestro lado impidiendo que pueda ir a saludar a todo y todos llevando a cabo una buena educación.

El hecho de permitir que salude a pocos perros y personas se debe a la necesidad de generar unos hábitos en los que podamos pasear sin tener que estar sufriendo por los tirones inesperados.

Te recordamos que según nuestro Método no será nada aconsejable castigar o corregir al perro por querer ir a saludar, sino que trabajaremos con refuerzos positivos elevados que le ofreceremos para provocar la conducta relajada que queremos. No se aconseja castigar.

Lo que debes entender es que debes imprimir unas pautas básicas durante el paseo para que tu compañero entienda que no puede ir a saludar a todos cuando él quiera, pero eso no debería ser algo negativo para él.

3ª Etapa: Vamos a jugar y explorar

Etapas del paseo del perro: explorar y jugar

El ejercicio físico no debería ser obligatorio durante el paseo. En cambio, escoge varios lugares donde tu perro pueda explorar, oler, subir, bajar, relacionarse con otros individuos (personas, perros, etc.). Es importante uno o varios lugares de este estilo para poder ofrecer a tu compañero un espacio en el que pueda olfatear, descubrir e interactuar.

¡Si tienes un perro educado que te permite poder darle más libertad de movimientos entonces ya lo tienes todo!

Dentro de esta etapa, también estaría el momento de juego con los otros perros. Escoge muy bien el tipo de perro y su carácter para que se entiendan bien y, de esta forma, no provocar malentendidos entre ellos.

No destinaremos más de 10 minutos a los juegos excitados con otros perros. En cambio, a la interacción calmada puede dedicársele todo el tiempo que quieras.

La excitación prolongada nunca será buena compañera para tu amigo.

4ª Etapa: Vamos a relajarnos

Etapas del paseo del perro: relajarse

En todo buen paseo que se precie es importante dedicar un tiempo de relajación en el que tu fiel compañero os relajáis juntos.

Puedes sentarte en un banco, en el césped, … allí donde a él le sea fácil relajarse.

Puedes empezar a dedicarle 1 minuto a esta etapa al principio si ves que es muy difícil conseguir una relajación óptima.

La idea de esta fase es que el perro no vea el paseo con estimulación todo el tiempo, sino que también pueda disfrutar desde la relajación.

Seguro que, si empezáis a practicar ahora, en poco tiempo podrá acompañarte a tomar algo en una terraza de un bar.

5ª Etapa: Vuelta a casa

Etapas del paseo de tu perro: Vuelta a casa

En esta etapa es imprescindible que no volváis a casa antes de hacer un paseo relajado de al menos 10 minutos si tu compañero ha estado jugando de forma excitada en el lugar de exploración.

Necesitas que vuelva a vuestro hogar de la forma más relajada posible así que resérvate tiempo suficiente para esta vuelta a casa y así llegar sin restos de adrenalina por gastar.

Recuerda que el hogar siempre es un sitio para el descanso.

En cada una de las fases el tiempo deberá adaptarse a las características físicas y psicológicas de tu perro.

Así que recuerda que tú eres el primero que conoces a la perfección sus gustos.

También deberás adaptar los paseos a tu tiempo libre por lo que no siempre podrás ofrecerle todas las etapas o no de la misma calidad.

Aún así, comprende que tu compañero necesita una dedicación básica por lo que siempre te aconsejamos que le ofrezcas estas etapas para hacer los paseos más beneficiosos posibles.

Llámanos

Consúltanos

You must be logged in to post a comment.