Jornadas de socialización Kanstak

Próximas jornadas de Diciembre: Los domingos 3 y 24 ¡Apúntate desde aquí!

La educación de todo perro debe empezar por una inmejorable socialización. Es por este motivo que Kanstak Educación Canina pone especial incapié en este tipo de actividades.
La etapa más importante en este aspecto es la que empieza desde las 4 semanas de vida y acaba a las 10 semanas de vida del cachorro. Esta etapa se denomina “imprinting” y es cuando se debe llevar a cabo la máxima socialización posible. El perro, en esta etapa, debería tener contacto con todos aquellos estímulos que se mantendrán vivos durante todo el resto de su vida.

Perros, gatos, adultos, niños, vehículos, ruidos, …. y todas aquellas situaciones que se puede encontrar a lo largo de su vida debería incluirse en la socialización durante esta etapa y las siguientes. Todo aquello con lo que nuestro perro no haya tenido contacto durante este período puede provocar, posteriormente, conductas derivadas del miedo en una edad juvenil o adulta.

Por supuesto, esta socialización no debería llevarse a cabo sin tener en cuenta el carácter del perro en sí. Es decir, cada perro es diferente y, con él, sus emociones o la forma en la que se enfrenta a su entorno. Es importante tenerlo en cuenta para saber hasta qué punto se puede socializar de una u otra manera. El profesional será quién pueda aportar un protocolo y técnica idóneos para no cometer ningún error durante dicha socialización.

Cada edad también contiene diferentes aspectos a tener en cuenta en nuestro perro y su interacción con el entorno. La edad nunca será un excusa para no socializar a nuestro perro ya que con él siempre estamos a tiempo de trabajar aquellos aspectos que pueden provocar una mala conducta durante interacción con el ambiente.

También será imprescindible tener en cuenta que no socializamos de la misma manera a nuestro perro hacia individuos (otros perros u animales o personas) que hacia ruidos o ambientes.

El perro es sociable por naturaleza. Por lo tanto, no ser sociable va en contra de los principios de cualquier perro. En Kanstak Educación Canina lo tenemos claro y es por eso por lo que una de nuestras grandes especialidades y base de nuestro trabajo se encuentra en la socialización.

Mediante nuestra escuela, en la que llevamos a cabo trabajos tanto dentro de nuestras instalaciones como en entornos urbanos, nos esforzamos de lunes a sábado para mantener la importancia de la socialización o la modificación de conductas inadecuadas debido a la interacción entre nuestros alumnos caninos con aquello que le rodea.

Una mala o nula socialización puede provocar en nuestro perro:

Miedos
Fobias
Conductas reactivas

En definitiva, una pobre socialización genera una mala relación del perro con su entorno provocando, por lo tanto, un estrés difícil de gestionar que lo abocará seguramente a ofrecer alguna conducta inadecuada para poder dar salida a este sobre-estrés.

La generación de traumas consecuencia de una mala técnica de socialización también nos creará problemas en un futuro con nuestro compañero canino. Es por este motivo que debemos controlar muy bien cómo lo socializamos y si el carácter de nuestro perro se adecua la técnica que escogemos para socializar.

Los métodos para socializar a nuestro perro pueden ser:

Poco a poco intensificando los estímulos conforme el perro se va sintiendo más cómodo.
Exponiendo al perro en intensidades más elevadas desde un principio pero suficientemente bajas como para que lo que pueda gestionar perfectamente.
Exponiendo al perro en la máxima intensidad delante de los estímulos con los que pretendemos socializarlo. No aconsejamos esta última técnica sin un profesional por los riesgos que puede conllevar.

Esta última metodología es la más complicada a llevar a cabo y solamente debería hacerse con profesionales con mucha experiencia para no crear traumas y hacerlo de forma coherente. No apta para gente no profesional.

Por lo tanto, es importante tener en cuenta varios aspectos cuando hablamos de llevar a cabo una socialización con nuestro perro:

Edad del perro
Carácter del perro
Estímulo con el que se pretende socializar
Técnica utilizada
La socialización debe existir durante toda la vida del perro.

No sólo será importante socializar durante las primeras etapas de la vida de nuestro compañero, sino que dicha socialización deberá permanecer también durante toda la vida del mismo.

Toda esta información es la que tenemos en cuenta durante nuestras jornadas de socialización y nuestras kedadas en Kanstak.

En estas actividades llevamos a cabo varios ejercicios como:

Senderismo en grupo
Talleres de interacción entre perros y personas
Juegos y competiciones
Talleres de habilidades canina
Relajación y estiramientos del perro

En definitiva, buscamos siempre mejorar la predisposición del perro en un entorno con más perros y personas.

Lo que pretendemos siempre es poder aportar a los responsables de los perros toda la información para que sean capaces de seguir con nuestro trabajo durante las jornadas de socialización allí donde vayan.

Al fin y al cabo, nuestro objetivo es conseguir perros más equilibrados con responsables más informados para que obtengamos como resultado una inmejorable convivencia con nuestro compañero de cuatro patas.

No dudes en pedirnos información en info@kanstak.com o en el tfno. 937919384

 

HAZTE MIEMBRO DEL CLUB KANSTAK Y DISFRUTA DE NUESTRAS JORNADAS DE SOCIALIZACIÓN LOS DOMINGOS ALTERNOS TOTALMENTE GRATIS!!!!

Comments are closed.