El miedo en el Perro de agua Español

Por poner una premisa y empezar este artículo poniéndoos en antecedentes, debo decir que en Kanstak Educación Canina siempre nos gusta hablar de individuos en vez de razas.

Referimos la primera opción porque durante nuestros más de 20 años de trayectoria hemos constatado una y otra vez que no debemos generalizar los caracteres de cada raza, ya que la selección artificial llevada a cabo por el hombre para escoger determinadas líneas de sangre conlleva cambios en los diferentes individuos de una misma raza.

El perro de agua español fue reconocido oficialmente hace relativamente poco por la Real Sociedad Canina de España, ya que no fue hasta 1985 cuando ésta la tuvo en cuenta.

Por otra parte, la Federación Cinológica Internacional (FCI) lo admitió en sus listas en el año 1999 y esta raza pasó a formar parte del Grupo VIII Sección 3º donde se encuentran los perros de cobro y perros de agua.

Aun teniendo en cuenta su tardía irrupción en nuestro día a día, se conocen sus inicios como perro pastor, labor que imprime su carácter controlador.

Muchas son las personas que escogen tener un perro de agua español debido a su espectacular belleza y carácter familiar.

Son perros muy trabajadores con una proactividad muy elevada para el adiestramiento, ámbito en el que se han convertido en verdaderos héroes rescatando víctimas de un huracán o detectando explosivos y estupefacientes en aeropuertos.

Si hablamos de modalidades deportivas ideales, el agility es sin duda el deporte por excelencia para esta raza debido a su rapidez, agilidad y su afán por el trabajo en equipo.

La genética del perro de agua español incide especialmente en su carácter miedoso y eso puede provocar fácilmente traumas difíciles de revertir.

Si tenemos en cuenta todo lo que hemos explicado hasta ahora, podemos tener una idea de lo que supone tener un representante de esta raza en la familia.

Llámanos

Consúltanos

Rasgos del Perro de agua y principales tendencias

Su carácter es:

Familiar
Es muy atento hacia los individuos con los que convive.

Se entrega totalmente a ellos ofreciendo todo su arsenal de cariño y simpatía para su disfrute. Adora a aquellos guías que se enorgullecen de su labor y se muestra protector con su hogar.

Trabajador
Tiene una proactividad y disponibilidad al trabajo excelentes, por lo que cualquier adiestramiento o enseñanza siempre será bienvenida por su parte.

Le encanta trabajar en equipo con los humanos, así que una buena educación será imprescindible para poder sacar el máximo partido de su compañía.

Activo
Ante situaciones que provoquen su inseguridad, es un perro que tiende a la acción para solucionar el problema.

Puede ladrar o amenazar a aquel estímulo que provoque dicha inseguridad.

Tímido
Es una raza que necesita de una socialización extrema y continua hacia todo tipo de individuos, entornos y/o contextos para poder adaptarse a nuestro día a día.

Sensible
Perro sensible donde los haya con gran capacidad para captar emociones ajenas que influyen directamente en su comportamiento.

Además, debemos ir con cuidado con sus experiencias, ya que son propensos a generar traumas si éstas son demasiado bruscas o negativas para él.

Inseguro
Al tratarse de un perro de pastoreo, es un individuo controlador y, por lo tanto, tiene la necesidad de tener en orden todo lo que sucede a su alrededor, por lo que es fácilmente asustadizo y siempre está en guardia preparado para atender a su labor pase lo que pase.

Estas últimas características (timidez, sensibilidad e inseguridad) provocan que sean perros realmente muy susceptibles de generar miedo y traumas, especialmente hacia ruidos intensos y/o personas, por lo que es de vital importancia seguir siempre unas directrices determinadas para poder ofrecerle el máximo bienestar ante sus inseguridades:

Correcta socialización en el Perro de agua

Una socialización óptima basada sobre todo en la calidad más que en la cantidad.

Es decir, para poder tener un perro de agua español lo más equilibrado posible, éste debería enfrentarse a situaciones fácilmente controlables, aunque desafiantes, que provoquen un esfuerzo por su parte para gestionar diferentes situaciones.

Constancia para moldear el carácter del Perro de agua

Debemos entender que un perro inseguro necesita solucionar retos constantemente para poder moldear la elasticidad en su comportamiento.

Por mucho que hayamos socializado a nuestro perro de agua español durante su etapa más temprana, dicha socialización debe mantenerse durante toda la vida de nuestro compañero para no tener ningún susto.

Rompe con las rutinas para incrementar la flexibilidad del carácter del Perro de agua


Al ser un perro controlador, aconsejamos no seguir siempre una rutina determinada sino introducir cambios en nuestro día a día para ayudarlo a adaptarse a todo tipo de situaciones y de esta manera provocar que su carácter sea más elástico; romper rutinas hasta un punto que pueda gestionar mejorará su adaptación a nuevas situaciones.

Llámanos

Consúltanos

You must be logged in to post a comment.