CÓMO REDUCIR EL ESTRÉS EN EL PERRO: TIPOS DE ESTRÉS

Este artículo va dedicado a todo aquel responsable de un perro que se encuentra o se ha encontrado en una situación insostenible en determinados momentos o situaciones debido al gran nivel de estrés que sufre su compañero.

Tener un perro realmente equilibrado en todos los contextos es el sueño de todos. De esta forma, podemos disfrutar cada minuto con él/ella saboreando la fortuna de tener a este/a gran amig@ acompañándonos durante bastantes años en cada una de las estaciones que nos encontramos en el trayecto subidos al tren de nuestra vida.

En cambio, convivir con un perro alterado con un nivel de estrés muy elevado e incapaz de poder asumirlo y gestionarlo, nos hace cuestionar si la decisión de acogerlo/a en nuestro hogar fue lo mejor que pudimos hacer en nuestro día.

Correcta gestión del estrés en perros

Desde hace muchos años, en Kanstak Educación Canina trabajamos para poder ofrecer a los perros todas las herramientas disponibles para que puedan gestionar, de la mejor manera posible, las situaciones que le puedan crear un sobre estrés que los incapacita para convivir debidamente con los que tiene a su alrededor.

Llegados a este punto, es importante conocer el significado del estrés y diferenciar los varios tipos de estrés que podemos encontrar para así identificar si tu perro está estresado.

Llámanos

Consúltanos

Empecemos por el principio:

QUÉ ES EL ESTRÉS?

El estrés es una reacción psicológica que dispara un mecanismo de defensa y de respuesta ante una situación amenazante.

Durante una situación de estrés encontramos también lo que se conoce como el “Síndrome General de Adaptación” (SGA).

Tanto el término estrés como síndrome general de adaptación o como reacción general de alarma, describen la misma situación.

Dicha situación indica una respuesta fisiológica fruto de exponerse a estímulos o situaciones que generan una acción inconsciente e involuntaria y que ayudan al organismo para hacerle frente mediante el ataque o la huida.

Estrés canino

Debemos tener en cuenta que tener un exceso de estrés es igual de nocivo como la ausencia del mismo.

La cantidad perfecta de estrés es totalmente necesaria para que cualquier individuo pueda adaptarse, crecer y sobrevivir.

Dentro del estrés, se encuentran tres fases bien diferenciadas entre ellas:

Alarma
Resistencia
Agotamiento

En cada una de estas fases el cortisol (además de otros ejes importantes que atañen a activaciones de los ejes neural, neuroendocrino y endocrino) tomará especial importancia en la resolución del problema.

El cortisol es la hormona principal del estrés y genera las respuestas que podemos dar en momentos esenciales de nuestra vida.

Sin embargo, el exceso de éste y su perduración en el tiempo, provoca una sobre estimulación al organismo y a su capacidad corporal de resistencia que, algunas veces, es totalmente irreparable.

TIPOS DE ESTRÉS

EUSTRÉS

También es conocido como el estrés positivo.

Y ahora te preguntarás si realmente existe algún tipo de estrés que sea positivo para tu perro o para ti. La respuesta, por supuesto, es SÍ.

Eustrés en perros: El estrés positivo

Todas aquellas situaciones que pueden producir una amenaza pero que se gestionan correctamente e incluso se sabe sacar partido, estarán encapsuladas en este tipo de estrés.

Aquello que nos motiva a hacer ejercicio, a disfrutar con el trabajo, a solucionar problemas, etc. estaría dentro de este tipo estrés.

Para el perro, sería también todo tipo de actuaciones que le generan suficiente motivación como para afrontarlas y solucionarlas de la mejor manera posible (conseguir una buena negociación con un perro desconocido para acabar jugando, dar lo mejor de él en clases de adiestramiento, conseguir tu orgullo por un buen trabajo en equipo, etc.).

DISTRÉS

Este tipo de estrés aparece cuando reconocemos situaciones inquietantes que se deben afrontar y ante las que no tenemos herramientas suficientes para gestionar.

Este estrés es dañino debido a no tener la capacidad de gestionar positivamente la situación a la que el individuo se presenta.

Debido a él, la mayoría de los casos necesitan una colaboración y tratamiento profesional.

El estrés en el perro

Por lo tanto, el estrés en nuestro perro se encuentra a diario y en todas las situaciones, igual que nos pasa a nosotros.

Te corresponde a ti, como guía, ofrecerle las herramientas adecuadas (ya sea mediante una ayuda profesional o descubriendo las necesidades básicas de tu perro) para que pueda gestionar, cada vez más y mejor, las situaciones a las que debe enfrentarse día tras día ante nuestra loca sociedad.

En el vídeo que verás a continuación puedes encontrar información importante para dicho fin.

Llámanos

Consúltanos

La correcta adaptación de tu perro a tu vida dependerá de su buena gestión emocional ante el estrés.

Sònia Villalba
Directora General Kanstak Educación Canina

You must be logged in to post a comment.