Proyecto Solidario Kanstak

En Kanstak Educación Canina creemos que todos los perros tienen la capacidad de aprender a convivir en nuestra sociedad, independientemente de su edad, raza, genética o de sus experiencias pasadas. Dependiendo de cada individuo, será necesario un trabajo de educación con mayor o menor esfuerzo, pero sabemos que con implicación, constancia y motivación se logran objetivos que inicialmente parecían imposibles.

Cuando una familia contacta con nosotros y nos transmite su frustración porque cada vez resulta más complicada la convivencia con su perro, siempre nos sentimos afortunados de poder ayudar, ya que si buscan ayuda de un profesional significa que tienen intención de seguir luchando por ese miembro de la familia al que quieren con todo su corazón. Así que todo el equipo creemos que ese perro tiene la oportunidad de mejorar porque disfruta de una buena familia que lo quiere y desea lo mejor para él. Pero ¿y si no tuviera una buena familia o simplemente no tuviera familia? ¿Cuál sería su futuro?

Los datos recogidos en 2018 sobre el abandono indican que la mayoría de los perros atendidos en protectoras y centros de acogida de animales abandonados son individuos adultos con buena salud, y la mayoría consiguen ser adoptados gracias al trabajo de estos profesionales y los voluntarios y gracias a una parte de la sociedad que cada vez es más responsable y que prioriza la adopción como opción primera antes que la compra. Al mismo tiempo, las estadísticas también indican que el 16% de estos perros sin hogar jamás logrará encontrar una familia y pasará toda su vida en el centro de acogida. No hemos encontrado datos sobre los motivos concretos por los que estos perros nunca tendrán una vida digna en familia pero nuestro “olfato” nos dice que en demasiados casos la causa es su comportamiento.

Consecuencia de esta realidad, nació hace unos años el Proyecto Solidario Kanstak, un proyecto que tiene como objetivo principal aumentar las posibilidades de adopción de perros sin hogar con problemas de conducta mediante nuestro trabajo de educación, socialización y/o modificación del comportamiento canino. Nuestra experiencia nos demuestra que muchos de estos perros pueden mejorar si les ayudamos desde un punto de vista profesional y el hecho de no tener familia no debería ser la causa de no poder acceder a una buena educación que les posibilite tener un hogar y una vida digna. Con este objetivo principal, las vías de actuación del proyecto pueden desglosarse en 5:

  • acoger, diagnosticar y tratar a perros con dificultades de adopción hasta encontrarles un hogar;
  • dar soporte a las familias que han adoptado a un perro y que se encuentran con dificultades tras la llegada a casa;
  • ayudar a las familias a encontrar el perro en adopción apropiado para ellas;
  • dar soporte a asociaciones mediante formación y pautas a los voluntarios;
  • participar y organizar actos de apoyo a asociaciones dedicadas al rescate, acogida y adopción de perros sin hogar, así como fomentar y divulgar los beneficios de la adopción.

Los perros acogidos en nuestras casas son el eje fundamental del proyecto y a los que nos dedicamos las 24 horas del día. Nuestro trabajo con ellos no sólo consiste en mejorar aquella conducta que le dificulta la adopción, sino que aprovechamos para enseñarle todo lo que representa vivir en una familia ya que eso facilitará su adaptación cuando sea adoptado. Nos sentimos muy orgullosos de ellos cuando sus adoptantes nos explican que desde el primer día se portan genial en casa y saben pasear correctamente por la calle, cuando el motivo de su llegada a este proyecto quizá fue que tenía pánico a las personas o que no era sociable con perros.

Desde que nació este proyecto, hemos podido ayudar a muchísimos perros que de otra forma no habrían tenido demasiadas oportunidades. Hemos vivido con ellos como han ido superando metas impensables y como finalmente han logrado tener la vida que merecen con sus familias adoptantes. Cada uno de ellos tiene un espacio en el corazón de Kanstak, porque nos acordamos de todos y cada uno de ellos y nos emocionamos cuando sus familias nos explican que son felices y que les hacen felices. En otro artículo de este blog os explicaremos algunas de las historias que han pasado por el Proyecto Solidario Kanstak, seguro que os emocionarán como a nosotros.

Estos finales de película existen gracias a la colaboración de muchísimas personas empezando por quienes los rescatan y contactan con nosotros, y terminando por las maravillosas familias que los adoptan. Sin embargo, queremos resaltar la importancia de los colaboradores de este proyecto, gente anónima que nos ayudan a mantener este sueño y seguir dando oportunidades; cuando uno de nuestros perros es adoptado con éxito, deja su espacio a otro que lo necesita, y así seguirá siendo gracias a todos los que participáis, sean personas o empresas colaboradoras. Os invitamos a que las veáis dentro de la página del Club Kanstak.

Todos los perros deberían tener un hogar y ¡nosotros haremos todo lo que podamos para hacer que ese sueño sea cada vez más real!

Contacta con nosotros y te informaremos cómo hacerte Colaborador del Proyecto Solidario Kanstak y ayudar, así, a los más necesitados de una forma profesional.

 

Yelenia López

Coordinadora Proyecto Solidario Kanstak

Comments are closed.